Consejos, Corporal, Cosmética, Información, Salud

Claves para elegir un buen desodorante que cuide y proteja tu piel

Uno de los principales problemas de la vida cotidiana es el uso de los desodorantes, ya que es uno de los cosméticos más utilizados. El problema radica en que su utilización sin la información adecuada puede convertirse en un gran enemigo de la salud.

  • Recomendaciones

Antes de comprar un desodorante, hay que leer detenidamente su composición ya que lo aplicamos sobre las axilas o ingles y en ambas zonas se encuentra la mayor extensión del sistema linfático, encargado de limpiar nuestro organismo de toxinas, agentes extraños, gérmenes patógenos, etc. En definitiva, es el sistema depurador junto con los riñones y el hígado. Por lo tanto, cuando utilizamos un producto tóxico en esas zonas estamos saturando nuestro sistema linfático y nuestra sangre, al mismo tiempo que perjudicamos al hígado y los riñones.

Los principios activos más utilizados para obtener un efecto desodorante son el aluminio, el triclosan… Además, cuando la formulación del desodorante contiene parabenos y otros conservantes químicos se agrava todavía mas el uso de este cosmético. En muchas ocasiones, la lectura de los principios activos de los desodorantes es engañosa, por ejemplo, “no contiene parabenos ni aluminio” y, sin embargo, lleva triclosan y otros químicos perjudiciales.

Conscientes de ello, en Sinthesis Salud realizamos continuamente investigaciones muy laboriosas con el fin de obtener fórmulas capaces de cubrir de la forma más natural posible necesidades. Esta es una de ellas, conseguir efecto desodorante y que al mismo tiempo, ayude a limpiar y drenar el sistema linfático.

  • ¿Cómo lo conseguimos?

La combinación de extractos herbales, el eucalipto, el romero, el tomillo, la salvia, los aceites esenciales como el limón y otros muchos componentes confieren a esta maravillosa fórmula la capacidad de mantener tu cuerpo sin olor y, al mismo tiempo, activar tus meridianos y ayudar a depurar los vasos sanguíneos y el linfático.

  • ¿Cómo se debe usar el desodorante Sinthesis Salud?

Siempre se utiliza el desodorante inmediatamente después de la ducha. Hay que lavarse y secarse en profundidad.

Se coge una pequeña cantidad con los dedos y se aplica en la zona de la axila en el sentido de las agujas del reloj hasta que penetra el producto. El producto se absorbe y no queda residuo, de lo contrario se ha usado un exceso de dosis.

Este desodorante se puede usar también debajo del pecho en personas con un pecho voluminoso para evitar irritaciones, en las ingles y también en los pies, sobre todo, entre las uñas para evitar el pie de aleta.

Deja un comentario