Consejos, Cosmética, Facial, Información

Di adiós al acné con estos pequeños pasos

¿Os suena la depresión post vacacional, el estrés, no tener tiempo para nada, la hinchazón abdominal por una alimentación desordenada, la caída de cabello, la grasa acumulada en el cuerpo por consumo excesivo de azúcares refinados, las dificultades para conciliar el sueño y un largo etcétera de señales que nos da nuestro cuerpo?

Todas estas situaciones pueden derivar en muchas alteraciones, una de las principales es el acné. Un problema que afecta a gran parte de la población, según la Academia Española de Dermatología y Venereología el acné es la enfermedad más prevalece y afecta al 80% de los individuos de entre 12 y 18 años, y a una cuarta parte de la población entre los 19 y los 24.

Pero el acné es más que una alteración cutánea, ya que debajo de ella subyace un problema en el interior de nuestro cuerpo. Suele aparecer en la pubertad, por lo que se ha asociado a las hormonas de forma tradicional, pero entonces ¿por qué hay personas que tras esa efervescencia continúan teniendo acné?

El acné se manifiesta, además por los cambios hormonales, cuando hay una bajada de las defensas que causa múltiples infecciones en nuestro organismo de pequeño calado, pero que se manifiestan en nuestra piel, a lo que se le añade una mayor activación del nervio parasimpático que producirá más grasa.

Pero, sin duda, uno de las manifestaciones más importantes del acné es el estrés. El estrés es sinónimo de bajada de defensas, pone a nuestro sistema límbico en alerta, ya que la hormona del estrés, el cortisol, se diseñó para ser segregada en un momento excepcional en la vida de una persona, para un momento de riesgo vital en el que es necesaria una respuesta inmediata para salvar la vida. Y ello genera un altísimo consumo de recursos en nuestro organismo ¡pero eso no quiere decir que se consuman calorías! más bien al contrario.

Nuestro protocolo de tres pasos

Primer y segundo paso, aplicación de la Leche Limpiadora y la Loción Tónica de Sinthesis Salud, son dos productos vitales para una piel sana y bella. Limpian y tonifican evitando el exceso de grasa y ayudando a nuestra piel a eliminar toxinas. Además, contienen ingredientes antiinflamatorios que reducen el acné y las rojeces y ayudan a cicatrizar la piel de forma correcta.

El producto estrella de este tratamiento es nuestro Fluido Antiacné de Sinthesis Salud, todo un tratado de belleza natural para que la piel recupere su belleza y sus funciones de manera óptima.

Ingredientes principales

Contiene propóleo, uno de los antibacterianos más potentes de la naturaleza, además de ser antiséptico, cicatrizante, regenerador y calmante. Por último, es antioxidante e incrementa las defensas ¡¡todo un tratamiento de belleza de nuestras queridas amigas las abejas!! Aunque este producto no es vegano por contener propóleo, este es extraído de forma respetuosa para los animales, sin causarles ningún sufrimiento.

También tiene pomelo, otro gran antioxidante. Tanto es así que se usa como conservante en muchas cremas ecológicas ¡mil veces mejor que los parabenos y otros tóxicos! Además por su alto contenido en Vitamina C actúa como antioxidante y depurativo. Otro de los sorprendentes y beneficiosos efectos del pomelo es que evita el efecto rebote del acné cuando empieza el otoño.

Ácidos alfahidrociacidos de las frutas (más conocidos como AHA), que tiene una acción normalizadora de la secreción sebácea, desbloqueando el folículo pilo-sebáceo y suavizando las marcas o cicatrices residuales del acné, mejorando la textura y el tono de la piel. Además, tiene una acción potenciadora al combinarse con otros ingredientes como el pomelo, mejorando la efectividad del conjunto.

El extracto de Vid roja mejora la circulación, es antiedema y antiinflamatorio. Actúa como antidepresivo y en estados de nerviosismo, mejora el estrés… en muchos países europeos se usa como antidepresivo natural y nuestras hojas de vid son exportadas para elaborar medicamentos naturales.

Por otro lado, en nuestra fórmula antiacné hemos incorporado dos antiinflamatorios muy potentes, como son el Aciano y la Árnica.

Contamos con dos aceites esenciales primordiales como son el de Cayeput, con un alto contenido en taninos. Sus propiedades astringentes, antisépticas y antibióticas son comparables a la penicilina y otros antibióticos, según han demostrado diferentes estudios. Incluso algunos estudios concluyen que este aceite esencial es efectivo incluso en bacterias resistentes a otros antibióticos, como el Staphylococcus Aureus.

De la misma familia hemos incluido el aceite esencial de Árbol de Té, que es un antiséptico de todos conocidos. Es antibacteriano, antifúngico, muy eficaz contra la cándida albicans, antiflamatorio, antiparasitarios y aumenta las defensas, todo un compendio de virtudes del que no queríamos prescindir en este fluido para tratar de forma efectiva el acné, tanto el adolescente como el adulto.

Este producto lo podéis encontrar aquí.

Nuestro protocolo que se debe realizar dos veces al día, os recomendamos el uso de jabones naturales y ecológicos suaves con la piel y que contengan aceite esencial de Árbol de Té o arcillas, un complemento perfecto a nuestra línea de cuidados para pieles acnéicas.

También convendría rebajar el nivel de estrés, descansar lo suficiente (si no puedes conciliar el sueño puedes tomar suplementos de melatonina) y tomar probióticos para incrementar las defensas naturales (pero no los yogures comerciales, nos referimos a probióticos de verdad).

Una alimentación rica en verduras, semillas y frutas ayudará a nuestro cuerpo a eliminar toxinas y a tener el aporte necesario de minerales, vitaminas, proteínas y grasas que nuestro organismo necesita para trabajar día a día.

Siguiendo estas recomendaciones ya estarás preparado para atacar con éxito el acné y conseguir la piel que siempre soñaste.

Porque en Sinthesis Salud trabajamos para que tu salud sea una realidad.

Deja un comentario